buscar trabajo, algo no funciona

En el mundo de la blogosfera se habla mucho de como buscar trabajo, pero hay algo que no funciona.

Creo que en una situación como la que estamos atravesando de destrucción continuada de puestos de trabajo, todos debemos remar en la misma dirección.

No entiendo los compartimentos estancos que una persona que inicia la búsqueda de trabajo, porque no es un empleo, se busca desesperadamente un trabajo, se encuentra.

Cuando se dirige a servicios de orientación, encuentra información sobre como realizar su CV, como enfrentar una entrevista… pero no pueden informarle de los puestos de trabajo a los que presentar su CV porque eso es intermediación y para ello tiene que ir la Oficina de “Empleo” para actualizar sus datos.

En esta actualización de datos, se encuentra con una codificación de actividades como demandante, que en muchos casos ni conoce ni entiende, y lo que es peor, la persona que tiene enfrente tampoco.

Esto explica porque profesionales con experiencia tienen que conocer exactamente cual es el perfil que una determinada empresa solicita en su oferta de trabajo para poder ser seleccionado, porque si no es exactamente el mismo ni siquiera sale su nombre en el sondeo.

En el caso de no tener experiencia es casi peor, porque con que tengas algún estudio terminado entras en la calificación de auxiliar administrativo, y solo hay que preguntarle a las empresas cuando solicitan este puesto cual es la problemática con la que se encuentran para cubrirlo.

Si la opción elegida es la búsqueda de empleo por internet, si mínimamente tiene un poco de conocimiento de la red e investiga sobre el funcionamiento sobre los portales, encuentra opiniones nada favorables y parece que si no eres de Madrid o Barcelona poco puedes encontrar con este sistema.

Que nos queda? Llegamos a la panacea de la búsqueda de trabajo: la gestión de contactos. Ahora resulta que lo que antes se llamaba “enchufe” es algo muy moderno hoy y que denominamos “networking” y que parece que es la única forma de encontrar trabajo realmente.

Y yo me pregunto, si al final tenemos que recurrir a los amigos, que es lo que no funciona en la intermediación y en la orientación, privada o pública?

Cuanto dinero público se dedica a externalizar servicios y a modernizar oficinas, y cuantas personas están trabajando en estos servicios, para que el resultado sea que tenemos que acudir a nuestros contactos para encontrar trabajo.

Ante propuestas de reforma del mercado de trabajo, paralelamente  habría que analizar seriamente que está pasando también con las estructuras que deberían de apoyar  a los demandantes a encontrar trabajo, sino seguiremos encontrandonos con la pescadilla que se muerde la colbusqueda de empleoa.

Anuncios