Liderazgo y Ejercito

soldadosRealmente ha sido una experiencia muy enriquecedora poder debatir con altos mandos del Ejército español sobre Liderazgo. Esta semana he sido invitada a participar en las Jornadas sobre Liderazgo organizadas por la Cátedra “General Castaño” y la Universidad Pablo de Olavide.

El General de Brigadas Muñoz, a la sazón el máximo mando del Ejército en la retirada de España de Irak, nos comentó como había aplicado las características de liderazgo en esta tarea para conseguir el objetivo de la retirada con el menor coste en vidas posibles.

Habló sobre como se definió la misión, la planificación, la comunicación a las partes implicadas, la relación con el Gobierno, la motivación a las tropas, el seguimiento de las acciones y la valoración final de los resultados.

Habló del papel de liderazgo del mando y de las diferencias entre el liderazgo en el Ejército y el mundo civil.

Partiendo de la base, de que en el Ejército, los mandos están formados para mandar y ser mandados, principal característica frente al mundo de la empresa, si se establecía una diferencia entre autoridad y liderazgo.

Muy interesante resultó la reflexión del papel del líder respecto al grupo, ya que el liderazgo viene definido por las características del grupo al que tiene que liderar, y es un elemento que habitualmente olvidamos al analizar el perfil del líder ya que éste sin una referencia grupal no es tal.

Realmente, en el Ejército si el mando no se gana la confianza de sus subordinados y no consigue convencer… siempre le queda la autoridad del ordeno y mando, con lo cual se plantea que no se convence pero se vence.

Pero también conocimos algunas de las herramientas de evaluación en el desempeño de la tarea que se utiliza en el Ejército. Y como aquel mando que no cumple con las capacidades y requisitos pre-establecidas para un puesto es apartado del mismo.

Muy interesante me resultó el debate sobre liderazgo colectivo, aunque en este caso, mi impresión personal ha sido que se confunde con la inteligencia colectiva, pero que llegado el caso es una potente arma para enfrentar situaciones de riesgo con éxito.

El confrontar el mundo de la empresa con el mundo militar, me lleva a una serie de reflexiones, que aún desde la diferencia y la distancia de ambos, me hacen plantearme nuevas perspectivas en el desempeño del liderazgo.

Anuncios