¿Talento o Mediocridad?

Últimamente leo muchas noticias y blogs donde se habla de la necesidad de captar y retener el talento en la empresa.  También algunas tendencias que dicen que se gestionan recursos materiales pero no humanos y que hay que gestionar el talento de las personas que trabajan en las empresas.

Pero desgraciadamente, también estoy viendo como la cruda realidad de la crisis asoma a las redes , y se empieza a comentar como en muchos casos, se ha convertido en necesidad estar presentes en las mismas como alternativa a la búsqueda de empleo tradicional.

Hay algunos comentarios sobre el valor de personas conocidas que siendo magníficos profesionales, hoy se ven abocados a tirar de recursos en redes profesionales y de la, eufemísticamente llamada, gestión de contactos para hacerse visibles, y como algunos de ellos utilizan el concepto de “freelance” para dar a entender su disponiblidad para cualquier trabajo.

Reflexionando sobre ambos aspectos,  y analizando algunas experiencias de las que he sido testigo en los últimos días me hago la siguiente pregunta ¿realmente la empresa está buscando talento o se conforma con mediocridad?

Algunas empresas han reconocido que en estos momentos de crisis, el mercado laboral se convierte en una oportunidad de fichar buenos profesionales por sueldos muy bajos para su categoría debido a la escasez de  ofertas adecuadas a sus perfiles.

Pero en el otro extremo, existe la política de connivencia, de jefes mediocres que ante la posibilidad de contratar buenos profesionales, se decantan por profesionales mediocres con más padrinos que curriculum, ya que un buen profesional con éxitos demostrados y amplia experiencia se puede volver en su contra, y ante una posible regulación de plantilla ser más valioso para la dirección que él mismo, ya que le supera en formación y experiencia.

Esta es la triste realidad en muchas empresas, ante el talento y la brillantez eligen mediocridad.

Anuncios