El aprendiz vs. Generación nini

Dos programas en la misma cadena, con jóvenes como protagonistas, pero con escenarios que parecen que están en las antípodas. 

Como insertadora laboral, que no orientadora (algún dia estableceré lo que para mi es la diferencia), estos dos programas me resultan llamativos ya que se puede analizar el perfil profesional de los participantes desde la comodidad del sofá.

Pero me siento horrorizada con el gran abismo que existe entre las dos realidades de estos jóvenes.

Por un lado,en El Aprendiz, jóvenes con carreras universitarias, master, idiomas, cursos…en busca de una oportunidad laboral en una gran empresa, que transmitian una imagen de ambición y competitividad necesaria a esos niveles.

Como insertadora laboral, quizás hubiera sido difícil trabajar con ellos porque la opción de seguir formándose para cubrir sus áreas de mejora me resulta insuficiente en una situación de partida como la suya, sin embargo para aquellos que no lo consiguieron la frustación fué enorme y si que habría que trabajar con ellos a descubrir en su interior que no ha sido negativo, que no ha sido un fracaso sino un paso más para conseguir el objetivo final que se han propuesto en su trayectoria profesional.

Pero con los chicos de la generación nini, si que es dificil. Y no por las circunstancias sino que además, son la gran mayoría de los chavales con los que trabajo diariamente. En este caso, es imposible trabajar con ellos áreas de mejora porque casi habría que empezar de cero. No tienen habilidades sociales, no las que necesitan las empresas, no tienen responsabilidad y creen que pueden fallar a quienes confian en ellos porque nada tiene importancia. ¿Como trabajar con ellos para que encuentren trabajo? O peor ¿como trabajar con ellos para que mantengan un puesto de trabajo?

En este sentido es importante hacerles entender todo lo que les queda que aprender, que tienen que hacer un esfuerzo que hasta ahora no han realizado y que tienen que admitir el concepto de autoridad en la empresa si quieren trabajar, quizás ayudaría que se les dejara de pagar por no hacer nada y por pasar el tiempo en programas en los que solo se pretende mantenerlos ocupados fuera de las listas de parados.

Es mucho el trabajo que tenemos que realizar para conseguir obtener resultados positivos en la inserción laboral de jóvenes, pero seguimos haciendolo con ilusión, solo espero que este programa también les haga entender a sus entornos cercanos, familia y amigos, que seguir en esa línea no les lleva a ningún sitio.

Anuncios