Custodia compartida,igualdad bien entendida

A raiz de la aprobación en Aragón de la custodia compartida, he oido muchas y variadas opiniones a favor y en contra.

Estoy desagradablemente sorprendida por las reacciones de algunas mujeres que se definen como feministas. Hacen un ejercicio de criminalización del hombre y dan por hecho que se favorece a los maltratadores… y yo les preguntaria ¿señoras es que todos los hombres que se separan son maltratadores? yo no lo creo.

Algunas de nosotras llevamos muchos años luchando por los derechos de la mujer, y si me autodefino feminista, sin que por ello tenga que tener enfrente a un enemigo, yo solo exigo igualdad, igualdad bien entendida.

En ese feminismo recalcitrante, en el que no me reconozco, llevo años protestando por lo que considero una aberración, y es que se quiera legislar incluso el reparto de tareas domésticas. Señoras esto pertenece a la esfera privada de cada uno y pasa por un pacto entre iguales para que funcione. Pero esas mismas personas que hacen bandera del reparto igualitario de tareas domésticas se oponen frontalmente al reparto de responsabilidades a la hora de educar un hijo cuando hay un divorcio.

Habría que preguntarle a muchas mujeres divorciadas que hubieran preferido, si repartir la carga con su exmarido y gozar ellas también de la posibilidad de contar con tiempo libre para ella y para rehacer su vida, o si creen justo que ellas que  también trabajan, al igual que sus exmaridos, tengan a los hijos de lunes a viernes con lo que conlleva de esfuerzos, sacrificios en su carrera profesional al no poderse dedicar a ella al 100% igual que hace su antiguo compañero.

Desde el punto de vista de los hombres divorciados, tampoco la situación es mejor. No es verdad que los hombres no están preparados para educar a sus hijos como las madres, conozco muchos padres que de hecho, son los, que desde el principio, se han encargado de la crianza de sus hijos y de su educación, bien por tener mejores horarios laborales que su mujer o por enfermedad de ésta. Porque cuando existe un divorcio, estos hombres no pueden obtener la custodia de sus hijos ni siquiera compartida?

Una gran amiga me envió hace unos dias un texto de Santiago Gamboa  sobre las mujeres de 40 y pico, en este magnifico texto si me reconozco, si encuentro el sentido de la mujer feminista que me considero.

“Jamás vieron en el hombre a un enemigo a pesar que le cantaron unas cuantas verdades!, pues comprendieron que emanciparse era algo más que poner al hombre a trapear el baño o a cambiar el rollo de papel higiénico cuando éste, trágicamente, se acaba, y decidieron pactar para vivir en pareja…Herederas de la “revolución sexual” de la década de los 60 y de las corrientes feministas, otras con resabios de esas épocas…. que, sin embargo, recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar libertad con coquetería, emancipación con pasión, reivindicación con seducción. …Hablaron con pasión de política y quisieron cambiar el mundo.”

Y creo que la custodia compartida, aunque está por definir en muchos ámbitos y es manifiestamente mejorable, representa una igualdad bien entendida.

Anuncios