Meryl Streep, viste de Prada y de mujer exitosa

La gran Meryl Streep encarna el papel de Miranda Priestley, basada en gran parte en la figura de Anna Wintour, directora de Vogue.

Una figura femenina en la cúspide profesional con un carácter frio, distante, exigente y cruel con sus subordinados.

Yo tuve una jefa así, en un mundo empresarial muy competitivo y machista. Quizás la mujer que más crítica ha recibido por parte de los hombres a los que le hacía sombra, pero sobre todo, por parte de las mujeres que trabajan con ella.